DIYmanualidades originalesManualidades para el dia de la madre

Mega guía de Scrapbooking – Conoce esta técnica a FONDO

By febrero 1, 2020 No Comments

Con un nombre tan raro, muchos no sabrán de que estamos hablando.
¿Qué es el scapbooking? Es simplemente crear un álbum de fotos decorado y personalizado, que puede contener objetos de interés (cartas, pegatinas, botones…).

Es posible que tengamos un álbum de fotos de las vacaciones o del primer año de nuestro hijo, pero esto va más allá de pegar unas simples fotos.

Todos los accesorios que tenemos a nuestra disposición, como papeles de regalo, lazos, pegatinas, etc. nos dan un montón de opciones creativas para hacer más que un simple álbum de fotos, lo que realmente hacemos con el scrapbooking es personalizar y embellecer nuestros recuerdos.

Lo mejor de todo, es que con experiencia o sin experiencia, lo puedes hacer, es tan simple como cortar y pegar.

Eso sí, es un pasatiempo fabuloso que puede llevar muchas horas de diversión y de recuerdos valiosos, y que engancha.

¿Cómo empezamos en el scrapbooking?

Parece una tarea muy difícil, pero no lo es. Todo lo que necesitamos son unos materiales básicos, una caja llena de fotos y algunas ideas.
Hay muy pocas reglas que seguir dentro de esta afición creativa. Simplemente elige el diseño que más te guste y plásmalo.

De hecho, la única regla dentro de scrapbooking, es utilizar elementos sin ácido. ¿Porqué? Porque con el tiempo, el ácido puede corroer las fotos, el papel o cualquier documento, y lo perderíamos por completo.

Es por eso que es tan importante comprar únicamente herramientas específicas para álbumes de recortes y álbumes de fotos.
En un primer momento pueden parecer más caros, pero el desembolso inicial habrá valido la pena cuando nuestro álbum esté como el primer día después de años.

¿Porqué el scapbooking tiene tanto éxito?

Porqué es una afición que no tiene edad. Incluso los niños pequeños pueden divertirse y disfrutar mirando fotos, recortando y pegando pegatinas. También le gusta mucho a las personas mayores ya que es muy sencillo y pueden rememorar antiguos recuerdos a través de las fotos.

No le gusta a todo el mundo, pero si que es verdad que es un pasatiempo muy relajante y que fomenta la creatividad.
Cada página hay que diseñarla y decorarla, seleccionar los detalles que llevará y la mejor manera de pegar las fotos.

Además, el scrapbooking es un método maravilloso para revivir los recuerdos y las relaciones con la familia y los amigos. Se puede sacar en cualquier momento y mirarlo en familia, todos juntos. Seguro que la risa está asegurada.

¿Cómo empezar la primera página?

En primer lugar, seleccionamos las fotos que vamos a pegar, todas tienen que basarse en un tema o evento, por ejemplo, el cumpleaños de un hijo.
Piensa en cada página como una historia que contar a través de las fotos y de la decoración.

Podemos poner una fotografía muy especial ocupando una página, o poner varias, pero hay tener cuidado de no saturar la página con muchas fotos.
Una vez que hayamos seleccionado las fotos, elegimos un papel estampado para el fondo que aportará profundidad y color a la página.

Deja que los dibujos del papel ayuden a contar la historia, elige un diseño que que esté en consonancia con el tema.
A la hora de elegir los colores, ten en cuenta el color primario (dominante) y los colores secundarios.
En caso de duda, recuerda que el blanco y el negro son clásicos que se pueden utilizar con casi todo.

Es hora de diseñar la página. Organizamos todos los elementos colocándolos antes de pegarlos, moviéndolos para asegurarnos que es el lugar adecuado.

Hay docenas de ideas de diseños que se pueden utilizar como inspiración.
Puedes escribir directamente en la página, pero a veces es más fácil hacerlo en un trozo de papel a parte y luego pegarlo. Así, si cometes un error, puedes arreglarlo sin problemas.

Cuando hayamos terminado con la página del álbum, sólo hay que pegar todos los elementos y colocarlo en el álbum.

Herramientas necesarias para el scrapbooking

Tener a mano las herramientas necesarias para practicar el scrapbooking nos serán de gran utilidad, además de ahorrarnos tiempo y simplificar el proceso.

Pero de todas los elementos que hay disponibles, ¿cuales son los más importantes y los que vamos a utilizar más?
Hay varios que son imprescindibles:

 

El álbum, en donde todo comienza

El elemento más básico es un álbum para crear nuestras páginas.
Los álbumes los podemos comprar ya hechos, con un montón de páginas que decorar, o los podemos hacer nosotros mismos, forrando las tapas y luego pegando las páginas que queramos dentro.

Los mejores son los que puedes añadir o sacar páginas. Puedes personalizar también la portada, e incluir protectores de páginas. El papel decorativo es el siguiente elemento que vamos a necesitar.

Se venden papeles decorativos en muchísimos tamaños diferentes, individuales o como colección.
Las fotografías son imprescindibles, sin ellas no sería un álbum completo.

Y para que haya fotos hace falta una cámara. Podemos imprimir las fotos con acabado brillante o mate. Podemos utilizar fotos antiguas o nuevas.

Una de las compras más divertidas que tenemos que hacer es la de los adornos. Hay una variedad tan amplia que sería imposible mencionarlos a todos aquí. Botones, blondas, cuentas, lazos, pegatinas, pompones, letras, números, sellos, tela, hilos…
A mi me gustan las pegatinas que son como los bocadillos de una viñeta que se pueden conectar con las imágenes de las personas que hay en la foto.

Tipos de papel para scrapbooking

También hay muchos tipos de papel, de texturas, colores, formas y diseños distintos.
Washi tape, masking tape y toda esa variedad de celos japoneses, pondrán su granito de arena en hacer de tu álbum todo un recuerdo. Todos estos adornos suelen ser muy asequibles y las hay en cualquier papelería o tienda especializada en scrapbooking.

Una bacaladera también nos ayudará a lograr cortes rectos con facilidad, y os aseguro que vais a cortar mucho.

Aunque podemos usar la tijera para cortar, esta herramienta nos va a ahorrar mucho tiempo. Lo que no significa que no debemos de tener una tijera bien afilada siempre a mano.

Las tijeras dentadas con bordes decorativos también son una buena herramienta que tener a mano. Parece que no son imprescindibles, pero luego, si las tienes, las utilizas mucho.
Un cúter o cuchillo es algo que tampoco está de más.

Algo imprescindible es un adhesivo. Pegamento en barra, pegamento en cinta, pegamento líquido, pistola de silicona… todas las variedades que podamos tener para estar preparado para pegar cualquier superficie.

Que sea especial para scrapbooking, libres de ácido para no estropear los demás elementos.
Un protector de mesa siempre es una buena idea cuando se trabaja con herramientas afiladas. Así nos aseguraremos de que nuestra mesa de trabajo no se va a rallar.

Perforadoras

Las perforadoras son las últimas herramientas en sumarse a este mundillo, y las hay de todas las formas y para todos los gustos. Con ellas podemos darle la forma que queramos a nuestro papel.

Los bolígrafos y las plumas que utilicemos deben ser libres de ácidos.
Un lápiz nos ayudará a dar forma a nuestro diseño, y si no nos gusta, cogemos la goma y borramos.
Y por último, no nos puede faltar una regla. Nos ayudará a dibujar lineas rectas o a medir distancias para que nuestro diseño sea equilibrado.

Recuerda que no necesitas montones de herramientas costosas, sólo lo esencial, por lo menos para empezar.
Y nuestro ingenio e imaginación es a menudo la mejor herramienta de todas.

El único límite es nuestra imaginación, por eso es muy fácil comenzar con el scrapbooking.

Después de conseguir todos los elementos necesarios y colocarlos en una mesa grande, nos queda elegir las fotografías que queremos plasmar, planificar el diseño y los colores que incluirá y por último agregar los adornos.

Cuando la página está terminada y seca, se puede colocar un protector de páginas dentro.

Leave a Reply