Qué tener en cuenta antes de hacer una reforma integral

Renovar una casa es un proyecto muy interesante. Y es aún más ambicioso cuando se trata de una casa que ya existía. Aunque muchas personas ven los proyectos de renovación como una forma de obtener beneficios, puede ser también una forma fantástica de dar nueva vida a su casa.

Pero, ¿cómo se lleva a cabo una tarea que, a primera vista, parece tan ardua? Si no se tiene experiencia en construcción, diseño de interiores o normativa urbanística, el papel de una empresa especializada cobra vital importancia, ya que se necesita experiencia y profesionalidad para que sea todo un éxito, en nuestro caso optamos por una empresa top del sector, que ofrecen sus servicios de reformas integrales en Reformas.co


La clave del éxito de la reforma de piso integral es dominar cada uno de estos aspectos. Veamos qué puede hacer para asegurarse de que su proyecto resulte exactamente como desea.

Qué cosas tener en cuenta antes de hacer una reforma integral

Puede parecer que es la fase de planificación la que, lógicamente, inicia cualquier proyecto. No obstante, es complicado determinar qué se puede y qué no se puede planificar para la vivienda si no se conoce su integridad estructural.

Esto también podría poner de relieve los fallos de su casa que aún no había detectado. De este modo, lo que descubra más tarde puede añadirse a los planes de renovación propuestos.

En realidad, lo mejor es recurrir a un perito profesional para que venga a evaluar la casa por completo. Aunque pueda parecer un gasto importante, merece la pena por la tranquilidad de conocer lo que necesita o no arreglarse en su casa.

Dicho lo cual, si no quieres gastar ese dinero, hay maneras de evaluar las distintas partes de tu casa por ti mismo. Sólo hay que saber qué buscar.

Las áreas comunes que necesitan ser evaluadas incluyen cosas como:

El cableado.

No es raro que las casas más antiguas requieran una renovación completa del cableado. El influjo de la tecnología moderna ha cambiado los requisitos de capacidad de la electricidad en una casa, lo que hace que algunas cajas de fusibles, enchufes de clavija redonda e incluso interruptores de luz estén un poco anticuados.
Una manera rápida de saber si una casa se ha reformado recientemente es mirar el cableado que se ha utilizado en toda la casa. Si observas que hay algo que no está aislado con PVC (de color gris o blanco), seguramente tengas que cambiar el cableado de la vivienda.

Método de construcción.

El modo en que se ha construido el inmueble influirá enormemente en el tipo de material que necesitarás para comenzar la reforma.

Muros.

A menudo, el estado de un muro es algo que puede evaluarse inspeccionándolo con ojo avizor. Comprueba aspectos como las juntas y los bordes de la piedra. ¿Parece alguno de ellos agrietado o desgastado? De ser así, es muy posible que deban sustituirse.
También comprueba los elementos externos, como las tablas, los remates y los plafones. Suelen tratarse de elementos decorativos, pero podrían ser un aspecto importante de su reforma.

Si observa una grieta en una pared, lo más frecuente es que sólo tenga que enlucirla. Sin embargo, si crees que parece algo más grave, quizá quieras comprobar si hay algún movimiento estructural. Puedes hacerlo inspeccionando los ladrillos que hay debajo de la grieta para ver si son inestables.

Fontanería.

Si quieres comprobar que todas las cañerías de tu casa funcionan, lo puedes hacer vertiendo un colorante alimentario de color por todos los inodoros de tu casa. Sólo tienes que levantar la cámara de inspección y asegurarte de que todas las salidas fluyen libremente.
Por lo general, se recomienda que, si va a cambiar el cableado de una casa, también cambie la fontanería. Para ello, tendrás que levantar la solera, así que tiene sentido matar dos pájaros de un tiro y hacer las dos cosas a la vez.

Ventanas.

Siempre es prudente ser cauteloso a la hora de sustituir las ventanas. En ocasiones, las originales son una parte integrante del carácter de una casa, y podrían incluso ver disminuido su valor si se reemplazan por diseños modernos que contrasten.
Sin embrago, también puede suceder lo contrario si las ventanas no son una característica integrada. A veces, las ventanas originales de PVC pueden restaurarse en lugar de sustituirse.

Una vez que sepa qué es lo que necesita restaurar en su casa, podrá tenerlo en cuenta a la hora de planificar su propiedad. Si conoce bien su casa, sabrá qué es viable y qué no lo es en su reforma.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Esmeralda López

Esmeralda López

Experta en decoración del hogar, con más de 10 años de experiencia en trabajos de bricolaje y manualidades creativas. Forma parte de la sociedad española de expertos en trabajos para el hogar y ha formado a cientos de personas en el campo de la decoración y el interiorismo.