Cómo hacer una mudanza internacional

Cómo hacer una mudanza internacional

Finalmente ha ocurrido: Después de semanas, meses, incluso años de esfuerzo, trabajo duro y mucha paciencia, te han propuesto la posibilidad de vivir en el extranjero y vivir una aventura única en la vida.

Después de compartir la emocionante noticia con todos los miembros de tu agenda de contactos, tus amigos de Facebook y, tal vez, algún que otro extraño por la calle, los nervios han comenzado a manifestarse. Por muy emocionante que sea empaquetar todas tus cosas y mudarte al otro lado del mundo, la logística -la planificación- puede ser complicada y abrumadora. Todo ayuda que recibas es buena, por eso, en una de las cosas más complicadas como es la mudanza, contar con referentes como mudanzasjosval.es puede ser crucial.

Cómo hacer una mudanza internacional

Pero si comienza a organizarse con suficiente antelación, todo el proceso le parecerá más llevadero. Para ayudarte a empezar, hemos recopilado nueve pasos que todo futuro expatriado debería dar antes de partir, sea cual sea el lugar de destino o la longitud del viaje.

1. Ahorra todo el dinero que puedas.

Piensa en el dinero que cuesta mudarse a otro país. Ahora piense en lo que le costará desplazarse al otro lado del globo. Los costes abarcan, entre otros, los siguientes: la solicitud de visado, los billetes de avión y los envíos internacionales, el alojamiento y las emergencias. Por eso es bueno tener en cuenta que contratar la empresa de mudanzas internacionales Josval siempre será un acierto.

El viejo consejo de tener ahorros para seis meses es bueno, y eso debería ser un mínimo al mudarse al extranjero. También sugerimos que investigues sobre el tipo de cambio y el coste de la vida en tu nueva casa, y que elabores un presupuesto mensual. Prepárate para pagar gastos imprevistos durante los primeros meses.

2. Solicite o renueve su pasaporte.

Para poder solicitar un visado, debe disponer de un pasaporte en vigor. Algunos países te exigen un pasaporte con una validez mínima de seis meses más allá de la fecha final de tu viaje. Si no tiene una fecha fija de vuelta y su pasaporte caduca mientras está en el país, puede renovar su pasaporte en la embajada o consulado general de España del país en el que se encuentre.

3. Listar todos los artículos que se van a transportar

Sabemos que esto es un trabajazo, pero es esencial para la propia seguridad de tus objetos, que se pueden romper o perder en el traslado sin que te des cuenta. Nuestro consejo es que identifique con números las cajas y maletas y elabore una lista independiente en la que describa lo que hay en cada una de ellas.

Saber lo que hay en el interior de cada caja facilita la descarga de los objetos, que ya se puede dejar en la habitación correcta. No le aconsejamos la descripción de los objetos directamente en el embalaje, ya que los artículos más valiosos pueden llamar mucho la atención. A través de su lista, podrá ver rápidamente si hay alguna caja u objeto que falte.

4. Embale primero los objetos que menos utiliza

Como ya hemos comentado, no podrá embalar todo lo que hay en su casa la noche anterior a la mudanza. Es un procedimiento que debe comenzar con unos 15 días de anticipación. Pero, después de todo, por dónde empezar.

Empaqueta los objetos que no sean imprescindibles en tu vida diaria, como los decorativos. Cuando haya finalizado este trámite, puede hacer lo mismo con la ropa, colocando la que no vaya a utilizar en la temporada, por ejemplo.

En la semana de la mudanza, es muy probable que tengas que empaquetar objetos que usas en tu día a día. Pero para no tener problemas, el consejo es dejar algunas unidades fuera. Por ejemplo, separe un plato y un cubierto para cada persona de la casa. Así disminuirá el trabajo que harás en la víspera de la mudanza. Es lo mejor para saber cómo hacer una mudanza internacional.

5. Seleccione cajas de dimensiones pequeñas y medianas

Tal vez piense que es menos laborioso cargar unas pocas cajas, aunque sean de grandes dimensiones. Es un error. En una mudanza es mucho más práctico y provechoso utilizar cajas pequeñas y medianas. Esto se debe a que, además de pesar mucho menos, es mucho más fácil colocar paquetes más pequeños en el coche o en el camión de la mudanza. Ten en cuenta que Cómo hacer una mudanza internacional no es lo mismo que una mudanza de una ciudad a otra a pocos kilómetros, es mucho más compleja y prolongada.

Cómo hacer una mudanza internacional

La regla general es usar cajas más pequeñas para los objetos pesados y cajas más grandes para los objetos más ligeros. De este modo se equilibra el peso, no quedando ninguna caja excesivamente pesada.

6. Prepare los paquetes, cómo hacer una mudanza internacional

No se debe tener en cuenta las bolsas de plástico a la hora de hacer la mudanza. Además del enorme riesgo de que se rompan, no garantizan la estabilidad necesaria para los objetos.

Invierta en cajas de cartón para los objetos. Las bolsas se pueden utilizar para llevar la ropa y la ropa de cama y baño. En los supermercados y en las tiendas se pueden encontrar cajas porque suelen ser desechadas. Reforzar el fondo de las cajas con cinta adhesiva es fundamental para que no se desmonten con el peso del contenido.

 

Empresa de mudanzas internacionales de confianza

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *